viernes, 12 de noviembre de 2010

Un padre de familia a punto de ser desahuciado se ahorca en plena calle

El suicidio ya es la primera causa de muerte violenta en España...
Kaos. Derechos Humanos | Prensa
www.kaosenlared.net/noticia/padre-familia-punto-ser-desahuciado-ahorca-plena-calle
 
 
M.P, vecino de Hospitalet de Llobregat, vivía desde hacía nueve meses ocupando "de patada" un piso vacío de protección oficial con su mujer y su hija menor de edad. Se convirtió en ocupa después de haber agotado el paro y no poder pagar el piso de alquiler donde vivía. Pero hace una semana recibió una orden de desahucio anunciándole que tenía que abandonar la vivienda de manera inminente. Finalmente, ayer por la tarde decidió ahorcarse en plena calle, en un parque de la calle Juan de Juanes en el barrio del Gornal en l'Hospitalet.
Según ha informado el presidente de la Asociación de Vecinos Carmen Amaya, Juan Álvarez, M.P, de 45 años de edad, se personó esta semana en el Ayuntamiento de la localidad para pedir que realojaran a su familia en un albergue "porque hacía mucho frío para quedarse tirado en la calle con su familia". Pero, según Álvarez, los servicios sociales del consistorio denegaron su petición. La misma fuente apunta que, como último recurso, el fallecido se personó en dos ocasiones, la última el mismo día del suicidio, para reclamar una demora de un mes en la ejecución del desahucio. Al no obtener una respuesta satisfactoria, a las cinco de esta tarde "ha salido con una cuerda de la vivienda que ocupaba" y ha decidido ahorcarse en el parque de las Setas, a pocos metros del piso que en pocas horas iba a tener que abandonar por la fuerza. 

La víctima era electricista hasta que llegó la crisis. Una vez agotada la prestación por desempleo, pasó a cobrar una pensión de unos 300 euros "debido a la depresión que sufría a raíz de no encontrar trabajo", según Álvarez. Además de tener que hacer frente a un juicio por ocupación ilegal, Adigsa reclamaba a la familia 9.000 euros por haber entrado "de patada" al piso. El presidente de la asociación de vecinos del barrio asegura que, poco antes de suicidarse, la víctima le llamó por teléfono para transmitirle su desesperación: "Estaba muy nervioso, me dijo que se había tomado unas pastillas, yo intenté calmarle y le dije que me esperara en la plaza para hablar sobre su situación e intentar encontrar una solución al problema, pero llegué demasiado tarde". 

Después del trágico suceso, los responsables de los servicios sociales del Ayuntamiento se presentaron en casa de los familiares para ofrecer su apoyo. 

Desahucios masivos en el barrio de la Gornal
La Asociación de Vecinos Carmen Amaya asegura que en las últimas semanas se han producido un gran número de desalojos forzosos de personas que estaban ocupando viviendas vacías de ADIGSA. Una de ellas es Manuel Torres, un padre de familia que se quedó en paro hace más de dos años y que decidió entrar "de patada" en uno de los pisos vacíos que hay en la zona. Hace días le llegó la notificación de desahucio que será ejecutada, si nada lo impide, el próximo 7 de febrero. Por su parte, la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA) le ha convocado a una reunión el día 25 de este mes para hablar de la custodia de sus dos hijos. Torres vive en un piso sin agua de ADIGSA al no poder hacer frente a lo que cuesta un alquiler con la ayuda de 426 euros para parados. "Somos padres de familia necesitados y aunque queramos, no podemos irnos de los pisos", explica Torres.


El suicidio ya es la primera causa de muerte violenta en España
El sentido de la vida se ha transformado en un sinsentido para un creciente sector de la sociedad que opta por suicidarse. En apenas cinco años, esa grave autoagresión ha pasado a ser la primera causa de muerte violenta en España, superando a los accidentes de tráfico, los actos delictivos y los de terrorismo. En el 2009 fallecieron por suicidio 3.650 españoles, de los que casi un 5% eran adolescentes. España ya es, tras Finlandia y Bélgica, el tercer país de Europa occidental con más suicidios. La causa de esta tendencia a la autolesión mortal es fundamentalmente social, ya que no es razonable pensar que de forma súbita ha aumentado la enfermedad mental o la depresión suicida, explicó ayer Julio Vallejo, jefe de Psiquiatría en el Hospital de Bellvitge y presidente del congreso de esa especialidad que se celebra en Barcelona. La edad predominante de los suicidas se sitúa entre los 18 y los 22 años.
El cambio radical que ha experimentado el sentido de la vida humana subyace en muchas reacciones suicidas, explica Vallejo. «La vida es una cosa transitoria y efímera, que tiene valor por sí misma -dijo el psiquiatra-. Si lo que mueve a la sociedad es el dinero, las personas se alejan de ese sentido. Hay que aprender a refugiarse en uno mismo y mantener relaciones intensas con amigos de carne y hueso, no virtuales». Giner propone que los adolescentes jueguen en la calle con sus amigos.
 
desempleo

Comentario personal sobre este suceso:

No tengo palabras para expresar lo que siento al leer esta noticia.
Por supuesto, estos temas no interesan a la mayoría de los medios de desinformación, y tampoco a la sociedad en general. Una sociedad corrompida que sólo piensa en su bienestar material, que juzga al prójimo por las cosas que posee y vive de espaldas a la realidad. Que la empatía y la solidaridad son virtudes en peligro de extinción, es demasiado evidente.

Con todo mi respeto al fallecido, quisiera comentar que si hubiese acudido al psiquiatra de la Seguridad Social para pedir ayuda por su depresión provocada por su situación personal, le habría diagnosticado "Trastorno Grave de personalidad", como ha ocurrido en otros casos parecidos. Incluso le habrían tratado como a un trastornado peligroso, encerrándole en contra de su voluntad, en lugar de ayudarle a encontrar una salida a su extrema pobreza.
¿Es tan difícil ponerse en el lugar del otro y ver que no podemos seguir consintiendo esta situación de injusticia social? ¿Cuántas vidas inocentes serán destruidas por la política capitalista y los ciudadanos que la apoyan? ¿Para quién es esta crisis? ¿Cuántos ricos se han suicidado? Ninguno. Los únicos que sufrimos la crisis somos los pobres. Nosotros somos las víctimas propiciatorias de esta sociedad corrompida.
¡Que paguen los culpables de éste y tantos suicidios inducidos!



Aquí os pongo el enlace de un artículo en el que se describe la desesperación silenciada de miles de ciudadanos en este país, sin trabajo y sin ayuda para salir de la pobreza:

ENTIERRO DE UN DIFUNTO VIVO
http://delavidaylapalabra.blogspot.com/2010/06/entierro-de-un-difunto-vivo.html


Temas relacionados: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario