miércoles, 20 de octubre de 2010

La tradición también es excusa para cazar aves protegidas

Información de 20 minutos

En estos momentos ya hay más de 4.500 paranyers aplastando las cabezas de pajaritos



La Comunidad Valenciana, especialmente Castellón, es el único lugar de España donde se permite la matanza de millones de aves protegidas. ¿La razón? Una vez más, la tradición es la excusa para justificar este tipo de salvajadas. Y en Castellón cazar pajaritos con liga (pegamento) para luego comérselos es, según algunos políticos y otros lumbreras, cultura. Como los toros.
Lo llaman “parany de tords” que significa trampa para tordos (zorzales). Al no ser un método de caza selectivo, además de tordos en sus pegajosas ramas caen todo tipo de aves insectívoras protegidas como petirrojos, currucas, mosquiteros e incluso rapaces nocturnas.
Según un estudio de la Universidad Politécnica de Valencia se estima que en el mes que dura este tipo de caza, ahora en octubre, se matarán entre 1,5 y 3 millones de aves protegidas.
El Tribunal de Justicia de la UE ya condenó a España por autorizar esta práctica. A pesar de ello, las Cortes Valencianas (con los votos del PP, del PSPV y del Bloc) han aprobado una modificación que declara el parany como modalidad de caza tradicional valenciana, considerando que se trata de una técnica selectiva y no masiva. Lo cual es una falsedad manifiesta.
En estos momentos ya hay más de 4.500 paranyers aplastando las cabezas de pajaritos, método tradicional, pero terriblemente cruel, de sacrificio de las aves capturadas. Esos mismos pajaritos que con mimo y delicadeza han sido cuidados en jardines europeos durante su época de nidificación y que al llegar a Iberia ¡zas!, los echamos a la sartén.

El parany: la cruda realidad
ealizado por el grupo GECEN sobre la cruel realidad de la caza con parany en la Comunidad Valenciana.




Los españoles y su TRADICIÓN SAGRADA
Siempre es una buena excusa para asesinar inocentes...



"Abunda el hombre malo del campo y de la aldea,
capaz de insanos vicios y crímenes bestiales,
que bajo el pardo sayo esconde un alma fea"  



"Este hombre no es de ayer ni es de mañana,
sino de nunca; de la cepa hispana
no es el fruto maduro ni podrido,
es una fruta vana"

"
Esa España inferior que ora y bosteza,
vieja y tahúr, zaragatera y triste;
...
amantes de sagradas tradiciones
y de sagradas formas y maneras"

Antonio Machado



2 comentarios:

  1. Esto es un no parar, Yolanda. Cuando no es una barbaridad, es otra.

    Tu entrada ha sido lo primero que he visto esta mañana nada más levantarme. Se me ha puesto mal cuerpo. Me ha sentado mal el desayuno.

    Es escandaloso que se trate así a los animales en este país en nombre de las bárbaras tradiciones. Cuando no son los toros, son galgos ahorcados, perros torturados y toreros considerados artistas y condecorados.

    Yo me siento como si perteneciera a otra especie. No me identifico para nada con esta clase de ciudadanos. Es increíble que lo que para unos es diversión, para otros sea algo criminal. Esta gente no sólo actúa con total impunidad, además, son respetados en nombre de la tradición. Yo estoy hasta el culo de estas tradiciones bárbaras y primitivas.

    ¿Cuántos pajaritos necesitas para saciarte? ¿O los comen como las aceitunas, de aperitivo? ¡Escandaloso!

    ¿La Comunidad Europea no debería tomar cartas en el asunto, tratandose de aves protegidas?

    Este no es un país civilizado.

    Un beso, Yolanda.

    ResponderEliminar
  2. Alberto, a mí lo que más me indigna es la pasividad del personal. A la inmensa mayoría le trae sin cuidado lo que le ocurra a los animales, incluso hay gente que solo le duele lo que le pase a un perro o un gato, pero para de contar. ¿Y con las personas? Mira lo que le está ocurriendo a Simone Righi, y ¿a quién le importa? Mientras que no seamos nosotros los perjudicados ¡España va bien!
    Eso sí, a enterarse de todos los cotilleos de la prensa televisiva, que son muy interesantes...
    Así nos va.

    ResponderEliminar