martes, 21 de septiembre de 2010

Menos mal (Gracias a Cádiz Felina)


Me ha llegado un vídeo realizado por Cádiz Felina y quiero compartirlo con vosotros. Tengo que reconocer que no estoy al tanto de las canciones actuales (soy un poco “carroza”), pero la canción que pone música al vídeo me ha llegado hasta lo más profundo de mi corazón.  No es una obra maestra, es una melodía sencilla, pero los compañeros de Cádiz Felina han sabido, de manera magistral, poner imágenes de sus queridos gatos vagabundos, a los que cuidan tan altruistamente, a los que quieren sin recompensas, por los que sufren día a día.



Pero ¿qué les dan a cambio estos gatos? Y aplicándolo a nosotros ¿qué recibimos de nuestros amigos animales? La letra de la canción nos dice:


Hoy estuve, pero no estuve
se durmieron todas mis ganas
tanta lluvia en mí
tan cansado en medio de esta encrucijada
voy buscando, de nuevo tropecé
quedándome sin fe, sin salida a lo que siento
y quise estallar
para olvidarme de la parte que no entiendo



Menos mal que por momentos
en esta amnesia de vida
menos mal que aparecías
con el sonido de tu risa
Menos mal que me abrazabas
para luego yo besarte
menos mal que estás en mí

Menos mal que está tu puerto
tu puerto para descansar
Menos mal que tú me salvas
si me toca naufragar
Menos mal que me besabas
para luego yo entregarme
Menos mal que estás en mí
Menos mal que me encontraste

Hoy estuve, sin fuerzas para seguir
Pequeño me sentí
sin agacharme si quiera
tan perdido que mis preguntas no encuentraban las respuestas



Si estás conmigo aunque esté roto
me siento vivo…





Los animales nos dan mucho más de lo que nosotros les podemos ofrecer.
Cuando estamos con su compañía estamos tranquilos, no tenemos la angustia de vigilar cada palabra, cada gesto, no tenemos miedo a ser mal interpretados, no estamos en tensión. Ellos nos quieren tal y como somos, sin mirar las apariencias, sin dobleces, sin orgullo y sin envidia. No les importa que seamos guapos o feos, si tenemos dinero, títulos, propiedades, estudios, méritos sociales. Les importa un carajo nuestra edad, nuestras arrugas. ¿Qué nos dan a cambio de casi nada? TODO. Con ellos nos sentimos seguros. Nunca nos devolverán mal por bien (a diferencia de nuestros congéneres). No llevan cuenta del daño, no guardan rencor. Nos aguantan los días malos, nuestro mal humor. No soy una persona religiosa, pero la idea del Nuevo Testamento reflejada en la carta a los Corintios, creo que es una descripción muy exacta de lo que significa el verdadero amor: “El amor es sufrido y bondadoso. El amor no es celoso, no se vanagloria, no se hincha, no se porta indecentemente, no busca sus propios intereses, no se siente provocado. No lleva cuenta del daño. ..Todas las cosas las soporta, todas las cree, todas las espera, todas las aguanta” (1 Corintios 13:4-7).

¿Hay una amistad más sincera? Quizá alguien pueda encontrar estas virtudes en otro ser humano, pero reconozco abiertamente que sólo he encontrado este amor sin límites en mis amigos animales. Y esta canción “Menos mal” y el vídeo que lo acompaña, me ha hecho recordar lo mucho que les debo.
“Si estás (si están) conmigo aunque esté roto
me siento vivo…”



Gracias a Cádiz Felina y a todos los que trabajan desinteresadamente por cuidar de nuestros amigos callejeros. 


http://cadizfelina.blogspot.com/





Más información: 




Nuevo Vídeo de Cádiz Felina (MENOS MAL) dedicado a todos nuestros callejeritos y a sus cuidadores


http://delavidaylapalabra.blogspot.com/2010/09/nuevo-video-de-cadiz-felina-menosmal.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario