sábado, 18 de septiembre de 2010

¿ÉTICA TAURINA?

     Dando por sentado que existen individuos para los que la ética, la moral y la conciencia son solo palabras que se encuentran en el diccionario sin la menor importancia para su enriquecedora vida (un ejemplo claro lo tenemos en los taurinos), quiero compartir con vosotros algunos textos sacados del libro Más Platón y menos Prozac, del profesor de filosofía Lou Marinoff, donde nos da una visión general de la importancia en la vida de cualquier ser humano “humano”, con capacidad de raciocinio, afán de superación y enriquecimiento personal y colectivo.

     Ya que el eminente Fernando Savater acaba de publicar su libro Tauroética, fruto de sus peleas mentales para intentar defender lo indefendible, creo que viene bien esclarecer conceptos para nos dejarnos engañar por prestidigitadores que se afanan en sacar de su mágico sombrero algún “conejo” taurino, para arrojar luz entre tanta tiniebla, para que dejemos de defender a los animales torturados y asesinados por puro placer y veamos “arte” donde ahora sólo vemos sangre y crueldad. Pero me temo, que por mucho que se empeñe este fulano en que veamos blanco donde hay rojo, y “cultura” donde hay sadismo, no nos va a engatusar como lo viene haciendo con sus estimables amigos tauromafiosospsicópataslegalizados.

“Entiendo por bien toda clase de alegría y cuanto a ella conduce,   […] Por mal, entiendo toda clase de pesar  Baruch Spinoza
















MORAL Y ÉTICA

     Todo el mundo emplea a la ligera los calificativos “moral” y “ético”, usándolos a menudo con redundancia como para darles más énfasis. [...] Sin embargo, podemos establecer una distinción entre ambos términos. La ética se refiere a una teoría o sistema que describe qué es el bien y, por extensión, qué es el mal.  [...] La moral se refiere a las reglas que nos dicen lo que debemos hacer y lo que no. La moralidad divide a los actos en buenos y malos.

    La moral tiene que ver con su vida personal [...] La ética se centra más en lo teórico.
[…] Las reglas según las cuales vivimos constituyen la moral; los sistemas que generan dichas reglas constituyen la ética.

    La ética trata sobre lo teórico, mientras que la moral trata sobre lo práctico. [...]
    El desafío consiste en tener un sistema ético personal al que poder remitirse en busca de directrices morales.

   

ÉTICA

    Al nivel más elemental, para vivir una vida ética (usted) necesita asegurarse de que su trabajo también es ético. [...] La ética de cada uno enciende luces de aviso a distintos niveles [...] algo que sea legal no quiere decir que sea moral y, por la misma regla de tres, que sea moral no quiere decir que sea legal. La legalidad incluye todo lo que la ley permite o no prohibe de forma expresa. La moralidad es una idea aun más vieja, que precede (y supuestamente informa) las leyes legisladas. [...]

    Ahora bien, hacer algo legal no significa hacer lo correcto. [...] Pero si algo le afecta desde el punto de vista moral, la legalidad no basatará para tranquilizarle.

    [...] Otro principio filosófico primordial procede del pensamiento jainista e hindú, y se llama ahisma, lo que vendría a traducirse al castellano como “no hacer daño a los seres sensibles”. Es la base de todo código ético profesional. Si sus acciones causan daño a otros, no son éticas.




    Que cada uno saque sus conclusiones. Los que disfrutan de la tortura y agonía de un animal pueden, hasta ahora, seguir amparandose en la legalidad.  Pero lo que no pueden pretender es que aceptemos como moral o ético el sadismo cruel y miserable. Legal también fue la esclavitud, legal ha sido hasta hace pocos años el maltrato a la mujer, legal es, en algunos países, la pena capital por lapidación, legal es la ablación genital…La lista de actos legales más allá de toda  ética es interminable y los cambios que han acontecido en las leyes de cualquier país civilizado, han sido el fruto de la lucha social de colectivos que no se han dejado intimidar ante el poder judicial establecido.

“No dudéis nunca de que un pequeño grupo de ciudadanos atentos y concienciados pueden cambiar el mundo. De hecho, es lo único que ha conseguido cambiarlo”. Margaret Mead


NOTA IMPORTANTE: 
El libro de Savater "Tauroética" se regala al comprar una bolsa de patatas fritas a la entrada de cualquier corrida de toros. 





14 comentarios:

  1. Me parece mezquino y vil comparar a una mujer con un toro. Deleznable. Tanto siglos de evolución para llegar a esto. El ser humano, como ser superior, tiene la obligación moral de velar por el mantenimiento y la conservación de la natutaleza y es indigno delegar de esta obligación. Los animales han estado y deberán seguir estando al servicio del ser humano, ese es su papel en la naturaleza. Un ejemplo claro es la situación en la que se encuentran los burros en nuestro país; al dejar de utilizarlos los hombres en sus quehaceres, ha ido menguando su población hasta casi desaparecer. (Supongo que usted estará de acuerdo con esta desaparición). Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  2. Respuesta para Anónimo

    Leo sus expresiones: “Me parece mezquino y vil comparar a una mujer con un toro. Deleznable” y me pregunto si usted es capaz de comprender un texto. Si relee se dará cuenta (quizá) de que se está hablando de lo que hace años fue legal (en España, en otros países aun es legal) pegar o maltratar a una mujer y esto no equivalía (o equivale) a que sea moral o ético. Podría estar horas intentando razonar con usted sobre el antropocentrismo y demás invenciones humanas creadas con el único propósito de beneficiarnos del resto de los animales con la conciencia “tranquila”, pero creo que es inútil. Le recuerdo que hay culturas (que usted seguro que “respeta”) que consideran al resto de los animales como dignos de todo respeto (son culturas milenarias), nada que ver con la creencia judeo-cristiana que usted expone y defiende.

    Sólo le voy a mencionar a dos escritores famosos por méritos propios a los que nadie ha osado atacar como usted ha hecho en este comentario. Uno de ellos es Mario Benedetti que en su relato “Realidades que se acaban” escribe estas frases: “…la infancia suele terminar de sopetón con algún juguete destrozado, o con la muerte entrañable y cercana de un perro o de un abuelo”. Juan Ramón Jiménez, en el primer capítulo de “Platero y yo”, describe a Platero así: “Es tierno y momoso igual que un niño, que una niña”.

    ResponderEliminar
  3. 2ª Respuesta para Anónimo
    El antropocentrismo ha sufrido un duro golpe con los descubrimientos científicos en los que se ha demostrado que “Los humanos compartimos un 98% de genes con los animales”

    http://www.ojocientifico.com/2007/09/21/los-humanos-compartimos-un-98-de-genes-con-los-animales/

    Las diferencias visibles entre los cromosomas humanos y los del chimpancé, son pocas y minúsculas. En trece cromosomas no existe diferencia aparente. Si se elige al azar cualquier "párrafo" del genoma del chimpancé, y se coteja con el correspondiente del humano, se hallará que muy pocas "letras" son diferentes, menos de un dos por ciento. Nosotros somos chimpancés con una aproximación del 98 por ciento, y ellos son seres humanos con un intervalo de confianza del 98. Si nos duele nuestro amor propio, debemos considerar que los chimpancés son sólo gorilas en un 97 por ciento, y los humanos somos también un 97 por ciento gorilas. Dicho de otro modo, somos más parecidos a los chimpancés que los gorilas.

    Los humanos y los ratones compartimos alrededor del 90 por ciento de nuestros genes.

    http://www.fundacion-repetto.org/invierno01_f.htm

    ¡¡Vaya palo!!!

    ResponderEliminar
  4. Por cierto, Anónimo, muy bueno el vino de Valdepeñas, porque usted ha escrito desde Valdepeñas ¿no?. Aunque si le digo la verdad, me gusta más el vino de Ribera del Duero.
    Mucha afición taurina en esta tierra manchega. Ya entiendo el por qué le ha molestado tanto este tema.
    Ahora tiene usted que querellarse contra dos difuntos: Benedetti por "comparar" (según su lógica) a un abuelo con un perro (percátese de que primero menciona al perro y después al abuelo) y Juan Ramón Jiménez por "asemejar" a un burro con un niño y una niña. Va a ser un poco pesada la batalla ¿no le parece?. Y quizá, usted corra el riesgo de quedar en ridículo.

    ResponderEliminar
  5. Corrección: el texto de Juan Ramón referente a Platero es este: “Es tierno y mimoso igual que un niño, que una niña”. (es el problema de escribir deprisa). Pido disculpas.

    ResponderEliminar
  6. Me temo que el anónimo no ha entendido nada o no quiere entender.

    ¿El papel de los animales en la naturaleza es estar al servicio del ser humano? Esto sólo lo puede decir un arrogante ser humano.

    No es en absoluto mezquino, vil y deleznable comparar la situación de maltrato de una víctima-mujer y una víctima-animal. No se está comparando a la mujer con un toro. Se trata de violencia en ambos casos y en los dos, de algo despreciable.

    No hay criatura en la tierra más dañina, depredadora y cruel que el ser humano. No habría que velar por el mantenimiento y la conservación de la natutaleza si el hombre se extinguiera.

    Tantos siglos de evolución para que se siga pretendiendo que torturar animales inocentes sea considerado arte y cultura. Afortunadamente, cada vez son menos los que desconocen que el ARTE ES CREACION. NUNCA DESTRUCCION.

    Los burros están desapareciendo por que ya no se les necesita y pocas personas se preocupan de ellos. No recuerdo en que lugar de Europa, se ha creado una especie de santuario donde se están criando búfalos. Búfalos que existieron en Europa hace mucho tiempo y se extinguieron por el abuso del hombre. Lo mismo se podría hacer con los burros y toros. Pero España, en este y otros temas, no es Europa. En cualquier caso, si el único fín de una especie como el toro es existir para ser torturado y asesinado, más valdría que no existiera.

    Lo de Savater (Que decepción), lo que ha soltado en su libro (sólo he leido unas cuantas perlas), sí que me parecedeleznable.

    No me gustan nada los comentarios anónimos. ¿Tendrá algo que ver con la ética o con la moral?

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Gracias Alberto. No he querido contestarle a todo lo que ha planteado porque necesitaría siglo y medio para explicar y porque sería tiempo perdido.
    En la mayoría de las ocasiones, cuando contesto a alguien con estos "argumentos" no lo hago para convencerlo, lo hago para otras personas que puedan leerlo y estén esperando la respuesta.
    En el fondo la gente con esta estrechez de miras me da pena. No tienen solución. No evolucionarán en la vida. Esto demuestra que dentro del colectivo humano algunos no nos parecemos en nada verdaderamente importante. Como todo el mundo sabe, lo importante es lo que está dentro de nosotros, no nuestro físico, y en nuestro interior existen tantas diferencias que es rotundamente ilógico pensar en alguna similitud.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Estoy convencido de que es tiempo perdido. Yo soy menos sutil que tú. Pero no puedo evitar dar mi opinión cuando hay gente que suelta cosas por la boca tan alegremente. Opiniones arrogantes que cualquiera con un mínimo de materia gris, se da cuenta que no tienen ningún fondo racional o sensato.

    Yo solía callarme mis opiniones; hasta que me harte de que los demás no lo hicieran. Creo que nunca vas a convencer a alguien que piensa diferente a tí, pero hay actitudes que me pueden.

    Tolero la arrogancia sólo cuando va acompañada de mucha inteligencia.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Estimado Alberto, sabes que aquí puedes comentar todo lo que se te antoje. Tienes total libertad. A todos nos encanta leer tus reflexiones, a mí sobre todo. Este espacio es tuyo.

    ResponderEliminar
  10. "El hombre es en verdad el rey de todos los animales, pues su crueldad sobrepasa a la de estos. Vivimos de la muerte de otros. ¡Somos tumbas andantes!. Llegará el día en que los hombres serán juzgados por la muerte de un animal como hoy se juzga el asesinato de un hombre. Llegará el tiempo en que comer carne será condenado como hoy se condena el comerse a nuestros semejantes, es decir, el canibalismo."

    "El que no valora la vida no se la merece."

    Leonardo da Vinci

    ResponderEliminar
  11. Olvidé darte las gracias. Eres muy amable.

    ResponderEliminar
  12. Cómo siempre muy bien dicho Alberto, sí señor!
    Mami Nut.

    ResponderEliminar
  13. Alberto, como este blog es muy “humilde” (por eso está la frase de Benedetti en el título) se agradecen los comentarios donde, con respeto e inteligencia, se pueden presentar argumentos en contra del maltrato a los animales, la destrucción del planeta, etc.
    Un blog es un espacio personal (yo lo considero como un hogar) donde uno invita a otras personas a beneficiarse del contenido (como el que ofrece una comida a sus invitados). Como siempre me ha gustado la psicología y la filosofía, utilizo este espacio para conocer a las personas que participan en él, tal y como lo hago con cualquier individu@ con el/la que trato físicamente, y en base a sus comentarios (su comportamiento) hago un esquema mental de cómo puede ser el visitante en cuestión. Por su actitud percibo si es una persona educada e inteligente, y también si es alguien que sólo intenta fastidiar, si es un envidioso, o si es un mal educado, etc.
    Recordando la frase del poeta que encabeza el blog: “aprender no le hace mal a nadie”, y dependiendo de cómo sea nuestra participación, aprenderemos lo que es positivo y lo que no. Detrás de cada tema expuesto hay mucho trabajo anterior para dar una información útil y esto también se puede ver en los comentarios enriquecedores, como los tuyos y los de otros participantes. “Es de bien nacidos ser agradecidos” y además es gratis.

    ResponderEliminar
  14. yo quisiera saber donde puedo conseguir el libro

    ResponderEliminar