viernes, 17 de septiembre de 2010

Clausurada la exposición donde se sacrificaban grillos

Se ha cerrado la exposión donde se presentaban grillos agonizando, pero el protagonista ha conseguido lo que no lograba con sus anteriores “creaciones”: el que su nombre aparezca en la prensa nacional (y quizá internacional).

 http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/20100917/clausurada-una-exposicion-que-sacrificaban-grillos/482661.shtml

 La intensa polémica y una amenaza de multa de 15.000 euros desencadenan el cierre


 El artista plástico Ismael Alabado (Madrid, 1976) quiso representar la fugacidad de la vida y pegó con silicona 1.000 grillos vivos en las paredes de una sala de exposiciones de Cáceres. La idea era que se fueran muriendo paulatinamente para que los visitantes reflexionaran sobre lo transitorio de la existencia. La muestra abrió el pasado viernes, pero la agonía de los insectos suscitó más controversia que reflexión. El propio presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, pidió ayer la retirada de la obra. Horas después, la instalación quedó clausurada.

La decisión correspondió a los 19 artistas que participaban junto con Alabado en la exposición colectiva que acogía la sala Habana Espacio Libre. Presionados por la polémica desatada y por la posibilidad de que la Consejería de Agricultura impusiera una multa de 15.000 euros por «infligir sufrimiento gratuito a los animales en su uso como espectáculo artístico», los creadores optaron por cerrar la estancia en la que se exhibía la instalación de los grillos.

Más: 

http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/20100917/clausurada-una-exposicion-que-sacrificaban-grillos/482661.shtml


Otra obra de "arte"

Nota personal:

Hay personas a las que su capacidad de empatía hacia el sufrimiento y sacrificio de una criatura está determinada por el tamaño de la víctima. A más volumen, mayor compasión. Así mismo, tiene un papel importante la proximidad de la especie en cuestión con su propia especie. Les entristece la muerte de un mamífero pero no el de un ave, y aun menos el de un insecto o un reptil.

“La tortura, es tortura independientemente de quien la padezca”. No es admisible que un humano sin talento ni capacidad artística se aproveche de la indefensión de cualquier ser vivo, con el único propósito de ser conocido en la sociedad, así como ganar un beneficio económico como resultado de esta publicidad. Así  ha ocurrido en esta macabra exposición. El artista crea, no destruye. El fundamento de cualquier obra de arte es la sensibilidad de su creador, en esta caso, como en las corridas de toros, la sensibilidad brilla por su ausencia.  Ni grillos, ni perros, ni toros, ni becerros pueden ser utilizados en el nombre del arte. ¿Qué dirían Leonardo da Vinci, Auguste Rodin, Goya y tantos otros genios si levantaran la cabeza y vieran en lo que se ha convertido hoy la expresión artística?.

“El arte es el hombre agregado a la naturaleza” diría Vincent Van Gogh. “El arte es el placer de un espíritu que penetra en la naturaleza y descubre que también ésta tiene alma” afirmó Auguste Rodin. Hoy a cualquier miserable que destruye esta naturaleza se le cuelga el letrero de artista.


















Más información:

En Cáceres exponen a 1.000 grillos agonizantes en un lienzo

No hay comentarios:

Publicar un comentario