domingo, 22 de agosto de 2010

EL FIN de la esclavitud

EL FIN de la esclavitud
era irreal utopía hace dos siglos

Angélico utopismo irresponsable
desafiar la sujeción de las mujeres
hace cien años

Y el colmo de lo utópico
hace medio siglo:
concebir Europa sin guerra

Hoy es utópico
hacer las paces con la naturaleza
detener el esplio del Sur
dejar de dañar a los animales



Jorge Riechmann
Con los ojos abiertos 



Jorge Riechmann (Madrid, 1962) es poeta, traductor literario, ensayista y profesor titular de folosofía moral en la Universidad de Barcelona

2 comentarios:

  1. Seguimos siendo esclavos de una sociedad, de un que diran...

    Preciosa foto

    Besos.
    Mar

    Suerte en el concurso.

    ResponderEliminar
  2. Mar, muchas gracias por tus palabras.

    Como bien dices, siempre somos esclavos de algo o de alguien, pero hay grados de esclavitud y de libertad. Para mí lo más importante es no ser tan miserable como para pensar que tengo derecho a poseer esclavos y utilizar sus vidas a mi antojo. Ni los humanos ni el resto de los animales son mis esclavos, no me pertenecen. Esa es la lucha que tenemos que vencer contra la dictadura del hombre sobre el resto del planeta.

    Un abrazo

    ResponderEliminar