sábado, 21 de agosto de 2010

E. M. Cioran, el hombre, los animales y la naturaleza



“Si nunca lamentaste el carecer de alas para no profanar la naturaleza con tus crueles pasos humanos, entonces nuna has amado esa tierra. (…) Puedes mirar a lo alto todo lo que quieras: no conocerás el estremecimiento de los raros encuentros con esa tierra menospreciada al caminar. (…) El mismo hombre que va de puntillas por las losas de la iglesia, escupe en los jardines…”

 Del libro Breviario del los vencidos



“En cuanto alguien se sale de su marco original…El hombre nació para vivir con los animales…y se lanzó a una aventura que no es natural, es extraña, con que ya no tiene un marco definitivamente fijado. Pero esta aventura del hombre es anormal, se vuelve necesariamente contra él”.
“…el hombre (…) debería haber vivido una existencia estacionaria, cercana a la animalidad, sin orgullo ni ambición”.

“Las especies animales habrían durado millones de años si el hombre no hubiera acabado con ellas”.

“Creo que el hombre está condenado (…) Si todo va bien, acabará degenerado, impotente: una caricatura de sí mismo, un animal degenerado. Todo lo que el hombre hace se vuelve contra él (…) Esa es la gran ironía de la historia como destino del hombre, que no consiste sino en corromperse”

 Del libro Conversaciones (editado en español por Tusquets Editores, con traducción de Carlos Manzano)




No hay comentarios:

Publicar un comentario