sábado, 31 de julio de 2010

¿POR QUÉ?






























La Corrida
  
En el tiempo que llevo esperando
en esta habitación oscura
Oigo como se divierten y como cantan
al final del corredor
Alguien ha abierto el pestillo
y me he encontrado en el gran día
He visto las fanfarrias, las barreras 
y la gente alrededor
 
  
En un  primer momento he creído
que sólo hacía falta defenderse
Pero esta plaza no tiene salida
Empiezo a comprender
Han vuelto ha cerrar detrás de mi
han temido que retrocediera
Al final me las tendré 
con esta bailarina ridícula

   
¿Acaso es serio este mundo?
¿Acaso es serio este mundo?
Andalucía..te recuerdo 
Aquellos prados bordeados de cactus
¡No voy a temblar no delante
de esta marioneta , de este inútil
Lo voy a coger, a él y a su gorrito..
los haré girar como el sol
 
  
Esta noche la mujer del torero
dormirá plácidamente
¿Acaso es serio este mundo?
¿Acaso este mundo es serio?
Ya he perseguido a fantasmas de estos
Hasta rozar sus bailarinas
Me han golpeado fuerte en el cuello
Para que me incline
   
¿De dónde salen estos acróbatas
Con sus trajes de papel?
Jamás aprendí a pelearme 
con muñecas
Sientir la arena bajo mi cabeza
¡Qué locura! ¿Cómo puede gustar esto?
He rezado para que todo esto se detuviera
Andalucía…te recuerdo
 
  
Los oigo reirse mientras agononizo
Los veo bailar mientras yo muero
No pensaba que pudieran divertirse tanto 
alrededor de una tumba
¿Acaso es serio este mundo?
¿Acaso es serio este mundo?
Si, si hombre, hombre
Baila, baila
 
  


Hay que bailar de nuevo
Y mataremos otros
Otras vidas, otros toros
Y mataremos otros
Venga, venga a bailar...
Y mataremos otros


                          Francis Cabrel 




viernes, 30 de julio de 2010

Libertad con límites

Respuesta a los amantes de la “fiesta” que exigen su derecho a la libertad de continuar disfrutando ante la visión de la tortura a un inocente, a un animal desamparado, desprotegido y finalmente asesinado.

 Acantilados en Santoña

Libertad con límites


El deseo de libertad es natural y sano, cualquier individuo vivo —sea humano o no—posee de manera intrínseca una fuerte inclinación a despojarse de las ataduras, ya sean písquicas o físicas. No hay que ser un experto en zoología  para saber que los animales (independientemente de su especie) disfrutan cuando se encuentran en su hábitat, sin restricciones artificiales, teniendo únicamente las limitaciones que les crea su entorno y su propio cuerpo. Así mismo, percibimos el dolor emocional que les produce el cautiverio, la escasez de espacio y movimiento en la que viven los animales presos, esclavos bajo el dominio humano. Quien no ha sido capaz de entender la mirada de un animal entre rejas, el sufrimiento psíquico al que son sometidos, no es capaz de entender nada verdaderamente importante. En éste sentido y en muchos más, nuestros sentimientos y emociones son comparables a las de cualquier otra especie animal. Pero hay limitaciones naturales, no artificiales, que hacen que nuestra existencia continúe siendo placentera, incluso llegamos a “amar” esas restricciones. Pondré sólo unos ejemplos y estoy segura de que usted, estimado lector, estará de acuerdo conmigo. 


Imagínese frente al mar, sentado en la playa, o mejor aun, al borde de un acantilado. ¿Qué experimenta? Usted se siente relajado, admirando  tanta belleza, feliz de contemplar el paisaje. Pero ¿no se da cuenta de que ése mar o ése acantilado es un límite para usted? Usted ha llegado hasta ahí y no podría continuar vivo ni en el mar ni tirándose al precipicio. Usted disfruta con ésa barrera. Y ¿Qué hay de las retricciones físicas? Ninguna persona medianamente sana se siente oprimida por la necesidad/ obligación  de ingerir alimentos; de hecho, el poder disfrutar de una buena comida es uno de los placeres de la vida. ¿Quién se atrevería a librarse de ésta “cadena”? Pasando al plano emocional, recuerdo unas palabras del poeta español  Juan del Encina, de su conocido poema “No te tardes que me muero”: Carcelero,/ no te tardes que me muero./
La llave para soltarme/ ha de ser galardonarme,/ propiniendo no olvidarme./  Y siempre cuando vivieres/ haré lo que tú quisieres/ si merced hacerme quieres./ Carcelero,/ no te tardes que me muero./ ¿No es hermoso el amor? ¿No nos sentimos felices en su “prisión”?



Está claro: necesitamos y disfrutamos de la libertad con límites. De ahí lo absurdo y mezquino de los que exigen continuar con su “derecho” a gozar de festejos anacrónicos, de celebrar la tortura y matanza de un animal despojado de la libertad que ellos demandan. No puede existir libertad para causar daño a un inocente, destrozarle las entrañas, para arrebatarle la vida ahogándose en su propia sangre. ¿No han visto su mirada? ¿No entienden su mensaje? Entonces no podrán entender nada verdaderamente importante. Benedetti lo expresó con éstas bellas palabras: ¿Cómo hacerles saber que “nadie establece normas salvo la vida?”


Yolanda Plaza Ruiz


 dónde está la libertad del toro


Un gigantesco criadero de pollos en Alemania amenaza selvas en Sudamérica

http://www.salvalaselva.org/protestaktion.php?id=606


¿Qué tiene que ver el matadero de pollos más grande del mundo con la paz de una apartada región y con un paisaje natural especialmente valioso? ¿Y porqué el sangriento rastro nos conduce aún más allá hasta áreas selváticas de Sudamérica?




En la tranquila localidad de Wietze, cerca de Celle, está planificada la construcción del matadero de pollos más grande de Europa. En ese lugar serán sacrificadas enormes cantidades de pollos: ¡135 millones de animales por año! El inversor, Franz-Josef Rothkötter no es ningún desconocido. Ya posee otros mataderos de dimensiones similares y es co-responsable de la destrucción de otros parajes. Ahora parece haber encontrado las condiciones ideales que buscaba para continuar con sus planes de expansión en la localidad de Wietze, cerca de los bosques fluviales que circundan los ríos Aller y Leine. El gobierno del Estado ha concedido parte de los permisos necesarios, con la idea de recaudar dinero para sus arcas y que habrá nuevos puestos de trabajo.
Quienes se oponen al proyecto argumentan que esta megaindustria esconde el bulto tras una bandera falsa, al pretender presentarse como “ejemplar” en cuanto a la protección del medio ambiente y trato a los animales. El Sr. Rothkötter se presenta en sus folletos publicitarios a todo color como un empresario intachable. Pero una industria de carnes en estas dimensiones está siempre asociada al sufrimiento animal, la contaminación del medio ambiente y conflictos con la población por razones éticas y sociales. La producción de está fábrica es excesiva, incluso para el mercado alemán y la sobreproducción será exportada a otros países de Europa.




El consumo de carne tiene un elevado costo: ya hoy se utilizan más de la mitad de las tierras disponibles de cultivo para la cría animal. Si se toman en cuenta factores como el consumo de agua y los desperdicios, se produce un balance energético negativo: para producir cada kilo de carne se necesitan 20 kilos de biomasa. Cada año se utilizan 700 millones de toneladas de cereales y soja para alimentar animales: más de un tercio del consumo mundial de cereales. Cuantos más animales se consumen, más se eleva el precio de los cereales, y menos personas pueden permitirse pagar su precio para alimentarse a sí mismas y a sus familias.




La producción de soja para la alimentación animal es la causa de problemas inconmensurables. En países como Brasil, Argentina, Bolivia y Paraguay, se asocia a violaciones de derechos humanos y de los derechos sobre la tierra. Poblaciones locales son desplazadas muchas veces con violencia por terratenientes y empresarios que se apoderan grandes superficies de tierras para la expansión de los monocultivos. La población pasa hambre, porque las cosechas son exportadas para alimentar a los animales en los criaderos del mundo industrializado. Cada vez se documentan más casos de enfermedades en la población debido al uso de agrotóxicos. Bosques y otros ecosistemas primarios son arrasados en Sudamérica para el cultivo de la soja. Esto tiene como consecuencia adicional la destrucción de la biodiversidad y por supuesto el cambio climático en todo el mundo.




La construcción del matadero de pollos más grande de Europa puede todavía evitarse. Algunas decisiones no han sido tomadas todavía. Una de las cuestiones abiertas es su demanda diaria de agua de 3.300 métros cúbicos. Y mientras una obra de estas características necesita de subvenciones de la UE, para que la producción masiva se pueda vender barata en el mercado, los animales son tratados como materias primas inertes y no como seres vivos. Nos encontramos al principio de un proceso que debe ser detenido. Exija al consejo local, los representantes del gobierno y los representantes en el Parlamento Europeo para que impidan la expansión de los mataderos industriales a gran escala en Alemania.

En éste enlace, puedes participar en la protesta:
http://www.salvalaselva.org/protestaktion.php?id=606




Ayudenos a difundir ampliamente este mensaje. Muchas gracias y un saludo afectuoso,

Guadalupe Rodríguez
Salva la Selva


http://www.salvalaselva.org
http://www.stop-agrocombustibles.nireblog.com

Síguenos en Facebook: http://www.facebook.com/salvalaselva

Que la vida sin ciertas normas pierde forma

Hace tiempo que el gobierno de éste país se declaró en contra de “prohibir” los festejos donde se maltratan animales, tal y como lo hace el PP. Su defensa de la “libertad” cuando se trata de el supuesto “derecho” a torturar a un animal es aberrante y vomitivo. Ya que éstos días estamos sufriendo las mismas manifestaciones de libertad a toda costa después de la votación de la ILP de Cataluña, creo que es bueno volver a reflexionar sobre la necesidad de ciertas normas, de leyes que protegan a cualquier individuo cuando se ve atacado por otro con más poder. Son limitaciones básicas de las que sin ellas, la vida sería impensable.

 apoyo

Que la vida sin ciertas normas pierde forma





“Cómo hacerte saber...Que nadie establece normas, salvo la vida....Que la vida sin ciertas normas pierde forma” M. Benedetti

 Por instinto de supervivencia suelo leer más a los poetas que a los políticos. Reflexionando en las palabras de personas con corazón e inteligencia uno puede aprender a ser mejor, a conocer sus defectos, a estar más consciente de nuestros propios actos, a ser disciplinado y aceptar el reto de vivir en sociedad. Benedetti es, sin duda un gran maestro en esta materia.  En su poema “Desde los afectos” nos susurra palabras que suenan como un bálsamo, como un antídoto contra la apatía y la miseria, características propias de un mezquino despreciable. No tengo la misma impresión cuando leo frases como estas:”Prohibir los festejos taurinos no forma parte de la agenda del Ejecutivo,…el Gobierno es partidario de no prohibir y de decidir en libertad”. Así se ha expresado la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega en alusión a la decisión del Parlamento Catalán de permitir el debate sobre la prohibición de las corridas de toros en esta comunidad.

“No prohibir” suena muy bien cuando uno tiene poca experiencia, cuando eres joven y cada poro de nuestra piel desprende deseos de “libertad”. Pero va pasando el tiempo y la madurez nos enseña que la libertad tiene límites. Es algo natural. Nadie, a no ser que quiera suicidarse, se saltaría la ley de la gravedad desde lo alto de un edificio de veinte pisos, por amor a la libertad y el desprecio a unas normas. Para nuestro beneficio tenemos que respetar ciertas reglas y cuando vivimos en comunidad, existen leyes que nos protegen a nosotros y al resto de los ciudadanos de actos que puedan resultar perjudiciales. Todos estamos agradecidos de que existan leyes que prohíban y penalicen la pornografía infantil, el maltrato a las mujeres, los límites de velocidad en el transporte, etc. Ninguno nos sentimos atacados en “nuestra libertad” por obedecer la legislación vigente. 


Quien no siente compasión no tiene derecho a existir





“Los afectos nos definen”, la ira, el odio, el amor,  son afectos. Nuestra manera de actuar y de sentir demuestran cual es la riqueza o pobreza que poseemos en nuestro interior. La crueldad contra cualquier criatura inocente, aunque sea un animal no humano, un toro, no es un privilegio de nuestra supuesta libertad, sino una bajeza moral digna de oprobio y castigo. “No está prohibido amar”, como no está prohibido tener compasión, ni empatía.

Cuanto más indefenso se encuentre un individuo, más derecho tiene a la protección. Los animales, incluso los toros, no pueden defenderse, ellos también quieren que se les otorgue  libertad, que no se les torture, que no se les oprima, que nadie les robe su derecho a vivir.

“Se puede estar muerto en vida” y  una clara muestra de que existen muertos andantes la tenemos en algunos de nuestros políticos. Estos que no quieren prohibir. Sí señores del gobierno: ¿cómo hacerles saber que nadie establece normas salvo la vida, que la vida sin ciertas normas pierde forma?.


Disfruto leyendo poesía, pero intento evitar la palabrería interesada y egoísta de los que no recuerdan que no está prohibido amar y mostrar compasión.




















Yolanda Plaza Ruiz



Poema completo:

Desde los afectos



Cómo hacerte saber que siempre hay tiempo?
Que uno sólo tiene que buscarlo y dárselo...
Que nadie establece normas, salvo la vida...
Que la vida sin ciertas normas pierde forma...
Que la forma no se pierde con abrirnos...
Que abrirnos no es amar indiscriminadamente...
Que no está prohibido amar...
Que también se puede odiar...
Que el odio y el amor son afectos
Que la agresión porque sí, hiere mucho...
Que las heridas se cierran...
Que las puertas no deben cerrarse...
Que la mayor puerta es el afecto...




Que los afectos nos definen...
Que definirse no es remar contra corriente...
Que no cuanto más fuerte se hace el trazo, más se dibuja...
Que buscar un equilibrio no implica ser tibio
Que negar palabras implica abrir distancias



Que encontrarse es muy hermoso...
Que el sexo forma parte de lo hermoso de la vida...
Que la vida parte del sexo...
Que el por qué de los niños, tiene un por qué...
Que querer saber de alguien, no es sólo curiosidad...
Que querer saber todo de todos, es curiosidad malsana...

Que nunca está de más agradecer...
Que  la autodeterminación no es hacer las cosas solo...
Que nadie quiere estar solo...
Que para no estar solo hay que dar...



Que para dar, debemos recibir antes...
Que para que nos den también hay que saber pedir...
Que saber pedir no es regalarse...
Que regalarse  en definitiva no es quererse...
Que para que nos quieran debemos demostrar qué somos...
Que para que alguien sea, hay que ayudarlo...
Que ayudar es poder alentar y apoyar...
Que adular no es ayudar...
Que adular es tan pernicioso como dar vuelta la cara...
Que las cosas cara a cara son honestas...
Que nadie es honesto porque no roba...
Que el que roba no es ladrón por placer
Que cuando no hay placer en las cosas no se está viviendo...


Que para sentir la vida no hay que olvidar que existe la muerte

Que se puede estar muerto en vida

Que se siente con el cuerpo y la mente

Que con los oídos se escucha

Que cuesta ser sensible y no herirse

Que herirse no es desangrarse

Que para no ser heridos levantamos muros

Que quien siembra muros no recoge nada

Que casi todos somos albañiles de muros



Que sería mejor construir puentes

Que sobre ellos se va a la otra orilla y también se vuelve

Que volver no implica retroceder

Que retroceder también puede ser avanzar

Que no por mucho avanzar se amanece más cerca del sol

 Cómo hacerte saber que nadie establece normas salvo la vida?

                                 Mario Benedetti 











miércoles, 28 de julio de 2010

En la Puerta del Sol hemos brindado con cava catalán

Fue en 1991 cuando la Comunidad Canaria prohibió por ley la celebración de corridas de toros en su territorio. Han transcurrido 19 años y hoy, 28 de julio del 2010, el Parlamento Catalán ha aprobado la ILP en contra de éstos “festejos”. Millones de ciudadanos nos hemos alegrado por ésta iniciativa. La fiesta, sí fiesta sin sangre ni violencia, se ha vivido no sólo en Barcelona, en Cataluña, sino en otros rincones del Estado hemos celebrado ésta muestra de cordura, de civismo y de evolución.

En Madrid nos hemos reuinido decenas de personas en la Puerta del Sol para celebrar la victoria. Unos lloraban de alegría, otros saltaban, se abrazaban, nuestras caras reflejaban la satisfacción por el trabajo bien hecho, de ver el fruto de tanto esfuerzo abnegado, de tanto sacrificio. Hoy hemos llorado por ellos, por los toros asesinados sin piedad, por los que aun morirán sin saber que nosotros estamos luchando por sus vidas.
Cuánto cinismo, qué insulto a la razón y a la cordura llamar cultura al sadismo, al crimen cometido contra un animal inocente. El dolor no se pude enmascarar, la sangre no se puede ocultar, la muerte no tiene marcha atrás. Música, aplausos, vítores, matarifes disfrazados de balilarinas, espectadores sedientos de sangre, vampiros por devoción. ¡Qué sarcasmo! Pero hoy su risa se ha helado, su gesto refleja amargura, su alegría ha sufrido un colapso.
¡Qué alegría vivida hoy en la Puerta del Sol! Sí en Madrid, donde algunos quieren enemistar a la ciudadanía contra los habitantes de otros rincones de la península, contra Cataluña. ¡Hoy hemos brindado con cava catalán!. Sí señor, como no podía ser de otra manera. La ética no tiene fronteras. La compasión no tiene nacionalidad. La empatía no entiende de idiomas, ni banderas, ni patriotismos. La justicia y la razón están de nuestra parte. Hoy hemos ganado una batalla, pero aun nos queda mucha guerra por delante.
¡Un brindis por Cataluña!
http://delavidaylapalabra.blogspot.com/2010/07/28-de-julio-2010-puerta-del-sol-en.html

Ahora Cataluña

Canarias fue la primera Comunidad Autónoma en prohibir las corridas de toros. La Ley canaria de Protección de Animales, aprobada en 1991, descartó los espectáculos sangrientos con animales, entre ellos las corridas de toros, si bien aún están permitidas las peleas de gallos.

Miguel Cabrera Pérez Camacho, diputado del PP, que fue el promotor de esta iniciativa cuando era parlamentario de las Agrupaciones Independientes de Canarias (AIC), ha asegurado a EFE que cuando se aprobó esta ley hacía diez u once años que en el archipiélago no se celebraban corridas de toros, por lo que no era una tradición arraigada en las islas.



Ésta información recogida de la página de RTVE me sirve de introducción para informar sobre lo que ya sabemos todos: Hoy el Parlamento Catalán ha probido las corridas de toros en su territorio. Decenas de personas nos hemos dado cita en la Puerta del Sol de Madrid para festejar la noticia. Algo que me ha resultado “chocante” en mis conversaciones con los congregados ha sido el desconocimiento de que en Canarias hace diecinueve años que éstos festejos están prohibidos; y aun no salía de mi asombro cuando comentaba que ésta prohibición pionera en el Estado español la llevaron a cabo miembros del PP de la comunidad canaria. ¿Por qué éste desconocimiento?

Independientemente de nuestras afinidades políticas existen personas que odian los festejos donde se tortura un animal. El disfrute con la sangre de un inocente no es exclusivo de los votantes de derechas. El presidente Montilla (granadino del PSOE ) ha vuelto a confesar su voto negativo a la prohibición de las corridas. El gobierno de España está formado actualmente por miembros del PSOE, y no está por la labor de prohibir los festejos sangrientos, ni las becerradas, ni los circos con animales, etc. etc. etc; no sólo no los prohibe sino que los subvenciona con el dinero de nuestros impuestos, dinero de las arcas del Estado que se necesita para ayudar y socorrer a los que sufren el paro, la pobreza y la marginalidad.  Por favor, seamos coherentes, seamos lógicos, actuemos con conocimiento. Alguien me mencionaba en la concentración de la Puerta del Sol en respuesta a la prohibición de Canarias contra la taruomaquia: “Sí pero en Canarias permiten las peleas de gallos”, a lo que he contestado: “Y en Cataluña también permiten y permitirán los correbous”.

La comunidad Canaria es tan importante como Cataluña, como la Rioja, como Galicia, como Madrid. Sólo terminaremos con ésta sangría legalizada cuando nos quitemos la venda de los ojos y nuestras propias miserias. Hoy se ha dado un paso importante para erradicar la tortura y asesinato como parte del entretenimiento popular español. Esto no es el fin, es un paso más para seguir luchando por los animales indefensos. 


Termino compartiendo con vosotros un correo recibido de Gloria Torres Borrell:


Hoy es un día para recordar.....
....recordar las primeras protestas en contra de las corridas de toros  en los años 80....
....recordar que éramos jovenes y llevábamos a las protestas  a nuestros hijos, entonces pequeños...
....recordar que la gente nos veía como unos ilusos....
....recordar que en alguna ocasión estuvimos a punto de ser linchados en la puerta de Las Ventas....
....recordar como la gente de nuestro entorno nos llamaba despectivamente "los locos de los toros"...
....recordar a las personas con las que solíamos coincidir y que algunas ya no están...
....recordar las primeras protestas antitaurinas en Barcelona organizadas por CHARI CRUZ....
....recordar que una compañera, Chelo Polo, decía mientras arrimaba el hombro: el final de esto  nosotros no lo veremos.....
HOY LO ESTAMOS VIENDO!!!!
Enhorabuena a todos y a todas los que tanto ahora como a lo largo de todos estos años han hecho posible lo que hoy estamos viviendo
y que es EL PRINCIPIO DEL FIN:
EL FINAL DE LOS TOROS EN CATALUÑA



Gracias a todos los que llevan muchos años luchando en nuestro país por la erradicación de la tauromaquia. Ellos ya estaban batallando cuando algunos de los que hoy forman parte del colectivo animalitario aun no habían nacido, incluso otros andaban a gatas, y …otros no vivían en nuestro país.  Por ellos,  que no han cedido ante las adversidades, hoy hemos visto éste triunfo. ¡¡GRACIAS A TODOS!!


PRIMERO FUE CANARIAS, AHORA CATALUÑA Y DESPUÉS…¿MADRID? 






martes, 27 de julio de 2010

Activistas antitaurinos agredidos en Alcudia

Agreden a los activistas anti taurinos en Alcudia

Los taurinos se han quitado la máscara.
Durante las últimas semanas varios activistas pacíficos han sido agredidos por los violentos amantes de la tortura a un inocente. La semana pasada fueron atacados dos compañeros después de marcharse de la concentración frente a la Monumental de Barcelona. El muchacho atacado (un cámara que había estado grabando a los menores de edad que intentaban entrar en la plaza de toros con mayores), fue víctima de una brutal paliza. Ahora el acoso continúa, en éste caso ha tenido lugar en Alcudia.

Aquí encontraréis la noticia sobre lo ocurrido en Barcelona:
http://noestamalserhumildeporlasdudas.blogspot.com/2010/07/taurinos-espanoles-violentos-y.html



Agreden a los activistas anti taurinos en Alcudia



ACTUALIDAD — JULIO 26, 2010 | 18:13 

El domingo dia 26 de julio se llevo a cabo delante de las puertas de la plaza de toros de Alcudia , una manifestacion antitaurina en señal de protesta por la novillada que se realizaba en dicha plaza. Alrededor de un centenar de personas se manifestaron contra esta actividad.
Varios activistas semidesnudos y ensangrentados con banderillas en sus espaldas simulaban ser toros muertos. Durante dicha protesta fueron agredidos dos activistas, Ismael Lopez (coordinador de AnimaNaturalis) y Carmen Rojas de SPAP. Ambos pusieron las correspondientes denuncias.
El colectivo anti taurino se muestra sorpendido por la tolerancia esa tarde al permitir la entrada de muchos menores a la plaza de toros para presenciar la muerte de 7 toros, ante la pasividad de la guardia civil.
Por otro lado destacan que el control policial era contra ellos, cuando han demostrado en más de una ocasión su falta de agresividad.


domingo, 25 de julio de 2010

La envidia, íntima gangrena del alma española

     La envidia y la humildad no pueden cohabitar dentro del mismo cuerpo. El reconocer nuestras limitaciones — sin dejar de esforzarnos por mejorar, admirando a quienes poseen cualidades y habilidades de las que carecemos— es totalmente incompatible con el amargado incapaz de alegrarse ante las virtudes ajenas.

     Quizá se os antoje descabellado el símil que voy a exponer a continuación pero, sinceramente, creo que no es tan disparatado. ¿No os hebéis preguntado qué es lo que mueve a un individuo a desear destruir y torturar a una bella criatura? Pasatiempo del que gozan los taurinos. ¿Por qué disfrutan matando a un inocente? ¿Por qué se deleitan en arrebatar  una vida que está empezando, como ocurre en las becerradas de los pueblos españoles? ¿Puede tener algo que ver la envidia?...


La envidia, íntima gangrena del alma española
 
     Así expresó Miguel de Unamuno este mal que corroe interiormente a quien lo padece. Este escritor,  filósofo y poeta bilbaíno, investigador de la condición humana afirmó: “¡La envidia! Ésta, ésta es la terrible plaga de nuestras sociedades”. Otra conocida frase sobre la envidia la encontramos en esta  reflexión del escritor argentino Jorge Luis Borges: “El tema de la envidia es muy español. Los españoles siempre están pensando en la envidia. Para decir que algo es bueno dicen: "Es envidiable"”.
     Uno de mis “deportes” favoritos es analizar o investigar mi interior, al igual que lo practico con los que me rodean (esto , por supuesto, de la manera más silenciosa y respetuosa con mi prójimo- próximo). Me gusta observar las reacciones, los gestos, lo que se dice y cómo se dice, lo que se calla y por qué se calla.  Cada uno de nosotros somos distintos, unos más que otros, pero hay algo que me resulta francamente fácil, a pesar de ésta disparidad, y es: reconcer a un envidioso. Los enfermos de envidia tienen tantos rasgos en común que es tremendamente sencillo su diagnóstico. El semblante del paciente es muy característico, su mirada, el gesto en los labios, el tono de voz, su postura,…son detalles que hablan por sí solos. Creo que no es casualidad el que éste término, en español, sea del género femenino. Nos guste o no (me imagino ya las caras de algunas de mis congéneres féminas), este desagradable defecto es aun más habitual, incluso más exagerado, en los miembros de este colectivo. Otro síntoma de la enfermedad —que delata inmediatamente a quien la padece— es la imposibilidad de estos individuos de permanecer callados. La carcoma interior “explota” fuera del cuerpo donde mora, como una necesidad vital, al encontrarse frente a la persona que motiva su desgracia. Cuando escribo “frente a” no necesariamente me refiero a la proximidad física, también puede ocurrir cuando leen un texto escrito por alguien a quien consideran su “enemigo”, al percibir en sus frases cierta habilidad, perspicacia o profundidad de la que ellos carecen.
 


     Podemos toparnos con estos resentidos en nuestro círculo familiar, en el trabajo, en definitiva, en cualquier momento y circunstancia de la vida. Hay que señalar que esta enfermedad no es contagiosa, ni se desarrolla con el tiempo; es una flaqueza humana que forma parte de nuestra información genética, de nuestro  ADN, como un rasgo distintivo del individuo tan evidente como nuestro aspecto físico ( si tendremos los ojos verdes o el pelo moreno). Al igual que las características corporales, la envidia está presente incluso en el momento de la concepción; de ahí que al nacer, de la misma manera que distinguimos un niño de una niña, podemos decir: ha nacido un envidioso o una envidiosa. Y éste rasgo —a diferencia de los atributos físicos que son perceptibles al cambio—  permanecerá, crecerá y se hará grande a medida que va transcurriendo la vida del atormentado y desaparecerá cuando el cuerpo donde mora deje de existir. 


    Francisco de Quevedo escribió: "La envidia está amarilla y flaca porque muerde y no come". Los efectos negativos en la salud del envidioso son evidentes. El resentimiento y la irritación ante el bien ajeno van mermando el cuerpo del paciente. La bilis amarilla y amarga lesiona sus órganos internos llegando a desarrollar en quien la padece una enfermedad crónica e incurable.
 
Cuánta diferencia existe entre estos amargados y los que nos sentimos alegres y felices ante el bien ajeno, los que admiramos y valoramos a las personas que tienen cualidades o aptitudes de las que nosotros carecemos. Nosotros vemos esta diferencia como algo que nos impulsa a mejorar, mientras ellos — los resentidos— atacan sin compasión a su víctima, buscando defectos, errores, que les permitan no sentirse tan bajos, ruínes y miserables.
     Siempre recordaré a mi madre cuando decía: “Si la envidia fuera tiña, ¡cuántos tiñosos habría!. Y qué razón tenía…

viernes, 23 de julio de 2010

Un mundo sin maltrato animal

Imaginar hoy un mundo en el que los animales no sean maltratados y se acabe con su vida sin compasión, es tan utópico como en su día lo fue el fin de la esclavitud o de las hogueras inquisitoriales






Anoche soñé con un mundo muy diferente al nuestro, pero la mañana me expulsó de esa quimera arrojándome a la desgarradora certeza de que nada había cambiado, de que todo seguía exactamente igual que antes de cerrar los ojos e imaginar ¿un imposible?
Allí donde me llevó desconozco si el deseo o el dolor, el hombre había dejado de maltratar y de asesinar a otras criaturas amparándose en la diferenciación de especies. Los rifles de los cazadores permanecían mudos y, ¿saben qué?, era mentira que se produjese una superpoblación de zorros, de jabalíes o de venados, pues todos ellos eran capaces de autorregularse sin necesidad de llenar de plomo sus vísceras.
Nadie vestía abrigos de pieles y el frío no causo por ello víctima alguna; ni se perdió la belleza, al contrario, se ganó, pues no volvimos a contemplar la terrorífica imagen de un cuerpo desollado. No había animales encarcelados durante años en un zoológico, muy lejos de su entorno natural, y tampoco ejecutaban, obligados por el miedo al castigo, ridículos números en la pista de un circo. Y a pesar de todo, los niños siguieron riendo y aprendieron mucho más acerca de otras especies, porque los documentales se las mostraban en su verdadero hábitat.
Ya no se criaban perros y gatos para ser vendidos en las tiendas como si de tamagotchis se tratase. Por eso las jaulas de las perreras fueron vaciándose, los habitáculos destinados a las ejecuciones resultaron inservibles y poco a poco, dejamos de ver sus cuerpos aplastados en los arcenes. Los toreros tuvieron que aprender a ganarse la vida sin ejercer la tortura y los lanceros de Tordesillas a celebrar sus fiestas sin hundir sus picas en el cuerpo de un toro.
La gente, comprendió que era posible alimentarse de un modo saludable sin necesidad de que millones de animales fuesen ajusticiados cada día, y por lo mismo ya no hubo más criaturas estabuladas durante años y sometidas al más atroz de los maltratos físico y psicológico imaginable. En ningún laboratorio se volvió a verter ácido en los ojos de un simio y aún así la ciencia no se estancó, como tampoco lo hizo cuando dejó de haber cobayas humanas.
Anoche soñé, ¿con una utopía? Tan irrealizable, posiblemente, como la de todos aquellos que a lo largo de la historia concibieron un mundo sin esclavitud, feudalismo, sacrificios humanos o quema de herejes, brujas y homosexuales. Un mundo más justo y solidario, en el que el culto a la violencia constituyese un delito y no un negocio, ni tampoco una diversión o una tradición transmitida de generación en generación, para vergüenza de padres, quebranto de hijos y condena cruel e inmerecida de todos aquellos que no pertenecen al género humano.
Julio Ortega Fraile


Éste magnífico artículo de nuestro compañero Julio,  me ha recordado el texto de Eduardo Galeano 
  “Ventana sobre la utopía" donde éste gran ser humano  describe de manera magistral lo que es para muchos de nosotros la utopía:
  "  Ella (la utopía) está en el horizonte . Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos. Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré. ¿Para que sirve la utopía? Para eso sirve: para caminar".
La utopía nos sirve para caminar y no decaer y ...si aflojamos, siempre hay una mano amiga que nos ofrece su mano para seguir luchando.  
Seguiremos soñando. 
¿Recuerdáis "el derecho al delirio" o "el derecho de soñar" del mismo escritor?
Os aconsejo su lectura, podéis encontrarla aquí: 




Me sirve tu sendero compañero