miércoles, 17 de marzo de 2010

Carta abierta a la dirección del Jardín Botánico de Madrid




Estimados señores:

Me han llegado noticias de que responsables del Jardín Botánico de Madrid han decidido sacrificar a los gatos que viven refugiados en dichas instalaciones. Soy madrileña y me siento orgullosa de mi ciudad, por su permanente evolución fruto del espíritu abierto, unido a un interés en los ciudadanos por adaptarnos a las mejoras sociales, tanto a nivel colectivo como individual. El respeto por la nauraleza y los animales, en particular, es una muestra de civismo y de amplitud de miras, defendiendo nuestro patrimonio cultural y nuestro habitat. Pero no estamos excentos de defectos propios de cualquier humano y ustedes conocen tan bien como yo, que el abandono de animales domésticos es una evidencia más de lo mucho que nos queda por mejorar. Estos felinos, a los que he tenido el placer de ver cuando he pasado cerca de su recinto, sobreviven sin perjudicar a nadie y sólo son víctimas inocentes de la falta de escrúpulos de algunos de nuestros congéneres que los han dejado a su suerte.  Ellos no merecen pagar con su vida por algo de lo que no son responsables. Tengo que decirles que, al igual que yo, somos muchos los madrileños y visitantes que nos sentimos orgullosos de que hasta ahora se les haya permitido permanecer en este lugar tan acogedor, protegidos y al mismo tiempo libres para disfrutar de una naturaleza que también les pertenece a ellos, al igual que a ustedes y a mí. Es necesario un control en la natalidad de estas criaturas, por supuesto, pero el quitarles la vida que ahora disfrutan, no es la solución más justa y  civilizada.

nenúfar amarillo

Den evidencia ustedes también de su evolución, en otras ciudades europeas esta decisión sería impensable. Confío en que recapaciten, para el bien de estos animales y también, por qué no, del respeto que tenemos el resto de los ciudadanos por nuestro patrimonio cultural y natural, siendo dirigido por personal competente, pero al mismo tiempo compasivos, como lo ha sido hasta ahora la dirección del Jardín Botánico de nuestro querido Madrid.

 

“No sé si alguna vez les ha pasado a ustedes / pero el Jardín Botánico es un parque dormido / que sólo despierta con la lluvia /… pero cuando la lluvia cae sobre el Botánico / aquí se quedan sólo los fantasmas / Ustedes pueden irse / Yo me quedo….(con los gatos) A la izquierda del roble .- Mario Benedetti


Yolanda Plaza Ruiz





Os paso algunos versos más de este precioso poema:

No sé si alguna vez les ha pasado a ustedes
pero el Jardín Botánico siempre ha tenido
una agradable propensión a los sueños
a que los insectos suban por las piernas
y la melancolía baje por los brazos
hasta que uno cierra los puños y la atrapa.

No sé si alguna vez les ha pasado a ustedes
pero el Jardín Botánico es un parque dormido
que sólo despierta con la lluvia.
Ahora la última nube ha resuelto quedarse
y nos está mojando como alegres mendigos.
El secreto está en correr con precauciones
a fin de no matar ningún escarabajo
y no pisar los hongos que aprovechan
para nadar desesperadamente.
No sé si alguna vez les ha pasado a ustedes
pero cuando la lluvia cae sobre el Botánico
aquí se quedan sólo los fantasmas
Ustedes pueden irse.
Yo me quedo

A la izquierda del roble
Mario Benedetti



 




6 comentarios:

  1. A la atención de Doña Yolanda Plaza Ruiz:

    En relación a su carta abierta a la dirección del Jardín Botánico de Madrid, en la que señala que le han "llegado noticias de que responsables del Jardín Botánico de Madrid han decidido sacrificar a los gatos que viven refugiados en dichas instalaciones", le indicamos que no sabemos de dónde le han podido llegar semejantes noticias, puesto que, evidentemente, el Real Jardín Botánico es un instituto de investigación científica y no está entre sus objetivos matar a ningún gato. Debe tratarse, sin duda, de un hoax (del inglés: engaño, bulo) que se está difundiendo en Internet. El problema para nosotros es que muy difícil defenderse cuando alguien decide acusarnos con algo tan poco fundamentado como “han llegado noticias…”

    El Real Jardín Botánico es un Jardín Histórico, un Museo con colecciones científicas de plantas vivas (algunas en peligro de extinción), por lo que no parece el mejor lugar para el abandono de mascotas y para que prolifere un asentamiento de animales asilvestrados y sin control sanitario, que en los últimos años han causado daños a varios ejemplares de plantas y en varias plantaciones del recinto. Nuestra pasión y nuestra vocación es el mundo de las plantas, también seres vivos y por otra bastante olvidados en nuestra sociedad. Tenemos el compromiso de conservar las colecciones para el estudio y disfrute de los ciudadanos. Gracias al control veterinario de los gatos por parte de las autoridades municipales, las plantas, los visitantes y las instalaciones del Real Jardín Botánico dejarán de sufrir los inconvenientes de todo tipo que la proliferación incontrolada de los gatos estaba provocando.

    El Jardín recibe cada año a casi 50.000 escolares que vienen a aprender ciencia, y a más de otras 480.000 personas que pasean por sus instalaciones y amplían sus conocimientos sobre la naturaleza. En el pasado reciente ha habido que lamentar algunos incidentes desagradables para nuestros visitantes como consecuencia de la plaga de gatos. Hay que tener en cuenta, además, que el Real Jardín Botánico es lugar de descanso y anidación de varias especies de aves migratorias, y sus árboles centenarios sirven de cobijo a varias familias de ardillas, cuyas crías murieron la pasada primavera por ataques de los gatos.

    Para paliar este problema, son los servicios municipales de Madrid Salud quienes se están encargando, desde la primavera de 2009, de colocar chips identificativos, vacunar y esterilizar a los gatos que habían llegado, abandonados por sus propietarios, a estas instalaciones.

    Esperamos haber aclarado el malentendido, ya que, insistimos, no se está sacrificando a los gatos, sino que se está controlando sanitariamente a los animales. Insistimos en que las colecciones científicas de plantas vivas que se exhiben en el Jardín, no es el lugar apropiado para que los ciudadanos abandonen sus mascotas. Nuestra pasión por las plantas no tiene porqué ser compartida, pero al menos sí se merece un respeto.

    Real Jardín Botánico de Madrid
    Gabinete de Prensa

    ResponderEliminar
  2. He copiado en mi blog parte de tu estupenda entrada, que me ha llegado por correo para difundir. Ojalá se solucione este penoso y triste asunto que no hace más que volver a dejar mal no sólo a Madrid sino a toda España, el tercer mundo de los animales.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Respuesta al Gabinete de Prensa del Real Jarín Botánico de Madrid:

    Usted ha escrito:

    “El Real Jardín Botánico no parece el mejor lugar para el abandono de mascotas” pero aun así “los servicios municipales de Madrid Salud..se están encargando, desde la primavera de 2009, de.. los gatos que habían llegado, abandonados por sus propietarios, a estas instalaciones”, (algo que los “propietarios” de estos animales no tenían que haber hecho, ni en el Real Jardín Botánico ni en ningún sitio ,y son ellos y sólo ellos, los responsables del problema).

    Habla usted de “incidentes desagradables para nuestros visitantes como consecuencia de la plaga de gatos”, cualquiera diría que está usted hablando de tigres o leones (animales salvajes también abandonados en otras ocasiones y en otros lugares) . Como madrileña, estoy orgullosa de mi ciudad, tanto como lo puede estar usted. Soy Gata, (así nos llaman a los nacidos en esta tierra) y como tal defiendo el derecho a la vida de estos felinos, a su control de natalidad (como también lo desearía en los humanos) y al castigo ejemplar para los que los abandonan en Reales sitios o no.

    Respeto enormemente su trabajo y como usted comparto el amor por las plantas , la naturaleza y otros individuos vivos con un sistema nervioso similar al nuestro (a diferencia de las plantas) , como las aves que anidan en su entorno, las ardillas y los gatos ( residentes involuntarios), y por supuesto, estas criaturas merecen más respeto que cualquier estatua o monumento inerte, por muchos siglos que tengan desde su construcción y que se encuentran en sus instalaciones.

    Usted dice: “no se está sacrificando a los gatos, sino que se está controlando sanitariamente a los animales” y ¿esto cómo se hace? ¿llevándolos a otro lugar terrestre o celestial?.

    He visitado en varias ocasiones estos jardines, para mí tan “Reales” como los gatos, palomas, ardillas y otros individuos de dos piernas, y lo seguiré haciendo. Y si los servicios municipales de Madrid Salud me lo permiten, seguiré disfrutando de las aves, las ardillas y los gatos.

    Reciba usted un cordial saludo,

    Yolanda Plaza

    ResponderEliminar
  4. Fauve,gracias por tus palabras.
    Un saludo,

    Yolanda

    ResponderEliminar
  5. Me gustaría compartir con vosotros la respuesta que ha dado Alicia M. en Kaos en la red sobre este tema:

    RESPUESTA AL GANINETE DE PRENSA DE RJB

    Cuando la introducción de las ardillas, hace ya muchos años, no se necesitó demasiado tiempo para observar su desaparición. EN ESA ÉPOCA NO HABÍA POR ALLÍ NINGÚN GATO.
    Se señaló en su momento que la causa de su desaparición se debía a que eran atropelladas por los coches de la calle, por las personas que circulaban por el parque con patinetes o bicicletas, por los alimentos inapropiados que les daban los visitantes y también ¡cómo no! por los robos de los mismos visitantes.
    Respecto a los "desagradables incidentes" provocados por los gatos, sería interesante que presentasen por lo menos un ejemplo. Por lo que otra gente y yo tenemos bien observado, los gatos suelen huir de la presencia humana porque instintivamente captan las señales de peligro inminente que corren sus vidas ante tamaño depredador. Sólo he visto en películas infantiles a grandes felinos, agazapados sobre las ramas de un árbol, saltar sobre una víctima desprevenida y-para nuestro horror- devorala (no creo que un "desagradable incidente" como ése haya sido protagonizado por algún desamparado gato del Botánico).
    Quienes amamos la naturaleza la concebimos como una totalidad donde hay sitio para todos los seres.

    http://www.kaosenlared.net/noticia/carta-abierta-direccion-jardin-botanico-madrid

    ResponderEliminar
  6. Al parecer hay personas que no comprenden qué es lo que ocurre con este caso.
    Los que defendemos a los animales estamos acostumbrados a que cuando sale a la luz algún tipo de maltrato o sacrificio de animales por parte de entidades "importantes", incluso dentro de las actuaciones de "limpieza" de los distintos ayuntamientos, estas suelen ser desmentidas o justificadas con infinidad de razonamientos, con el único fin de menospreciar nuestra defensa de estas criaturas sin voz, en una sociedad donde un gato, un perro, o cualquier animal no humano, no tiene ningún valor.
    Este texto se escribió después de investigar lo sucedido, sabiendo que personas a las que no se pueden delatar, son testigos de que en estos jardines han quedado muy pocos gatos. La carta de respuesta del Gabinete de Prensa expone sin lugar a dudas cual es la opinión de que estos felinos se encuentren en este "Real" recinto.

    Esperemos que esta situación se resuelva, por el bien de estas criaturas inocentes.

    ResponderEliminar